>>
archivos...

Consejos

Esta categoría contiene 20 entradas

7 Cosas que Puedes Hacer si te Olvidas del Trípode

Los trípodes se usan como plataforma de sujeción cuando se requiere una base estable para tomar una foto. En multitud de ocasiones, especialmente en condiciones de baja iluminación o cuando la velocidad de obturación tiene que ser baja, la ausencia de trípode resulta en fotos borrosas o movidas, echando a perder el trabajo (en el mejor de los casos), o perdiendo la oportunidad de capturar momentos únicos (en el peor de los mismos). Es altamente recomendable incluir siempre, entre los elementos de nuestro equipo fotográfico, un trípode, pero… ¿qué pasa si nos lo olvidamos?. En el siguiente artículo te damos unos consejos para que notes lo menos posible la ausencia de trípode.

1. Apoya la cámara contra una superficie firme

El problema es que la velocidad de obturación de tu cámara toma valores muy reducidos, por lo que es necesario que el sensor permanezca lo más fijo posible, evitando todo tipo de vibraciones o movimientos. Busca una superficie firme y apoya la cámara contra ella. Una columna o una pared pueden servir. Apoya uno de los laterales contra la pared y presiona el extremo opuesto con una de las manos: de este modo mantendrás fija la cámara. Trata de mantener la posición desde el momento del enfoque hasta que la fotografía ha sido tomada. Si no usas una pared o una columna, comprueba previamente su estabilidad: es importante que esté bien fija.

2. Superficie horizontal

También puedes buscar una superficie horizontal: una mesa, una silla, un armario, etc. De este modo, todo el peso de la cámara estará soportado por un elemento firme. Si, para realizar el encuadre necesitas orientar el objetivo, busca pequeñas cuñas para conseguir el ángulo deseado.

3. Cuidado en el momento del disparo

Un momento delicado cuando no se dispone de un trípode es el instante del disparo. La presión ejercida sobre el botón suele resultan en pequeñas vibraciones que provocan el movimiento justo para evitar que nuestra captura sea nítida. Un truco a utilizar en tales casos es hacer uso del temporizador: de este modo, entre el momento del disparo y de la captura de la instantánea transcurrirá el tiempo justo para evitar vibraciones y que la cámara se haya vuelto a estabilizar.

4. Estabilizadores de imagen

En este tipo de circunstancias (cuando no se tiene trípode) es cuando se toma ventaja de elementos como los estabilizadores de imagen. Si tu cámara digital no lo tiene, poco puedes hacer al respecto. Pero si estás pensando en cambiar de cámara, no olvides que es una funcionalidad muy interesante que te puede sacar de más de un apuro.

5. Evita el tele

Si no tienes trípode evita, en la medida de lo posible, usar el zoom. Toda vibración que experimente la cámara se verá amplificada con el uso de zoom, por lo que, trata de acercarte lo más posible y, si no es estrictamente necesario no lo uses.

6. Sostén firmemente la cámara

Vale que tengas poco pulso, pero si no agarras convenientemente la cámara lo tendrás peor aún. Ten presente que, si no tienes trípode, todo lo que hagas, suma.

7. Dispara todo lo que puedas

Por mucho que sigas todos los consejos que te podamos dar, nada funciona tan bien como un trípode así que, dispara todo lo que puedas: reduce la probabilidad de fallo todo lo que puedas. Si algunas van a salir movidas que haya, al menos, alguna otra que salga en condiciones.

Anuncios

Qué es la Hora Azul y Cómo Sacarle el Máximo Partido

Existen técnicas específicas para realizar fotografía nocturna y te podemos dar varios consejos a la hora de hacer fotos por la noche, pero sin duda, el mejor de todos es elegir bien el momento en el que hacer la foto.

Uno de esos momentos es la Hora Azul. ¿Quieres saber algo más sobre ella?

Pero, ¿qué es la Hora Azul?

Podríamos definir la Hora Azul, también conocida como la Hora Mágica, como el intervalo de tiempo que transcurre al anochecer, empezando una media hora antes de que el sol se ponga, y finalizando treinta minutos desde que el sol se pone.

La duración puede variar,no es exacta y a la hora de hacer las fotos dependerá de lo despejado o nublado que esté el día, influyendo así la calidad del cielo en el resultado final.

Durante este tiempo, el cielo va cambiando de color progresivamente hasta llegar al negro. Antes de que llegue a la oscuridad completa, y si el cielo está despejado, el color irá tornando a un azul intenso que puede contrastar muy bien con algunos elementos que queramos sacar en la fotografía.

¿Necesariamente tengo que hacer las fotos a esta hora?

Por supuesto la respuesta es NO. Cuando vamos con nuestra cámara no podemos controlar donde nos vamos a encontrar en la puesta de sol, ya que para aprovechar la hora azul, salvo que coincidamos en ese momento en el sitio adecuado, necesitaremos programar con antelación nuestra sesión fotográfica.

El cielo azul es un elemento más que resalta nuestras fotografías, pero no debemos dejar de tomar fotos por la noche si las condiciones lo permiten y la situación merece la pena.

No obstante, si quieres programar tu salida para hacer fotografía nocturna, con esta calculadora podrás saber a qué hora se pone el Sol en cualquier parte del mundo.

¿Qué más necesito?

Para realizar fotos a estas horas, al igual que cuando se haya hecho completamente de noche, el uso de un trípode es esencial, pero si no lo tienes en ese momento, tampoco pasa nada hay trucos si te has olvidado el trípode. Recuerda además utilizar un disparador remoto o, si no dispusieras de él, el temporizador de la cámara, para evitar que la foto pueda salir movida al disparar.

Ten en cuenta también que si hay elementos iluminados en la foto, o sobre todo, si el cielo está muy oscuro, la medición de la luz de la cámara puede hacer que las zonas más iluminadas salgan sobreexpuestas, con lo que no estará de más que bajes algo la exposición de la foto.

Nota: si estás buscando ejemplos de fotos tomadas en la hora azul para inspirarte, en google encontraras muchas.

Qué Trípode Elegir (y Comprar)

El buen aficionado a la fotografía sabe que su cámara requiere una serie de complementos: batería o juego de pilas adicional, otra tarjeta… y un trípode. El trípode es necesario para evitar el efecto movido que se produce en fotos que requieren un elevado tiempo de exposición y en condiciones de baja iluminación. También es útil cuando quieres tomar una foto de grupo y tú quieres estar en ella, para sostener tu cámara. Pero ¿qué características debe cumplir un buen trípode?. Existe la creencia popular de que cuanto más ligero y pequeño un trípode mejor es: nada más lejos de la realidad. Te ofrecemos algunos consejos para que aciertes en la elección de tu trípode.

Un trípode debe ser estable

La estabilidad es una de las principales propiedades que se le deben exigir a un trípode. Es necesario comprobar su estabilidad con las patas completamente extendidas. Conviene revisar la robustez mecánica de los ajustes, tuercas o pinzas, y tratar de prever cual puede ser su estado después de muchos usos. Debes tener presente en todo momento qué tipo de cámara tienes: su peso y su volumen. No se requiere el mismo trípode para una SLR con un importante objetivo que para la última ultracompacta.

Rótula

Se trata de la parte del trípode a la que se fija la cámara. Los trípodes de gama superior ofrecen la posibilidad de intercambiar las rótulas, mientras que los más económicos traen rótula fija. Echa un vistazo a los diferentes tipos de rótulas y decide si necesitas diferentes tipos o no.

La rótula nos permitirá conseguir diferentes inclinaciones, ejes de giro y ángulos. No siempre cuantos más ejes mejor: a veces es preferible tener un control más fino sobre los ángulos de posición que otra cosa. Verás que las hay de diversos tipos: 3D, de cremallera, de bola, etc. a los que corresponden también diferentes precios.

Mini trípode (tabletop)

En muchos usos y situaciones en los que hay que reducir al máximo el equipo fotográfico que debes llevar contigo, te puede ser interesante disponer de un mini-trípode. Típicamente proporcionan a la cámara una altura no superior a los 40 cm. Como su propio nombre indica, están pensados básicamente para sujetar la cámara en un ángulo determinado sobre una superficie (no el suelo). Los tabletop son recomendables como segundo trípode, para aquellos casos en los que no es viable llevar un trípode normal.

Consigue las mejores fotos en tus viajes

Seguro que cuando sales de viaje piensas en todas las cosas que vas a fotografiar, pero luego siempre hay algo que te sale mal, si es tu caso sigue estos consejos y sugerencias. Lo próxima vez tendrás unas fotos estupendas con las que presumir con los amigos y conocidos además de recordarte esos lugares y momentos que pasaste en ese sitio.

Seguro que alguno lo has visto o quizás te sorprenda verlo, porque no lo tenias muy claro, en cualquier caso solo lo hago porque una imagen vale mas que mil palabras.

Curso de Fotografía Digital – Planeta De Agostini – 1 – Viajes

Hacer fotos de retratos es muy sencillo

Seguro que mas de una vez te hubiese gustado hacer algún retrato a esa persona especial pero por su timidez o por si me dice que no, ni si quiera te lo has planteado. O simplemente te parecen muy monótonos y aburridos, nada mas lejos de la realidad, pueden ser divertidos y conseguirás sacar lo mejor de la gente, anímate es muy gratificante.

Curso de Fotografía Digital – Planeta De Agostini – 2 – Gente

La magia de la noche

Quien no ha estado paseando por una ciudad encantadora y al intentar hacer fotos, ha visto que no les ha quedado como deberían, oscuras, movidas, etc… Con este curso te desvelamos trucos de que cosas y que no, debes hacer, para conseguir fotografías impactantes de noche o con poca luz.

Curso de Fotografía Digital – Planeta De Agostini – 3 – La Noche

Macrofotografía

Hoy vamos a ver el fascinante mundo de la macrofotografía. Esta técnica consiste en hacer fotos muy cercanas de sujetos, a menudo plantas e insectos, pero también a cualquier cosas que quieras ver con todo lujo de detalle y que a simple vista no apreciarías.

A mi personalmente, me fascina, porque desde niño me ha interesado ver aquello que mis ojos no eran capaces de percibir, congelar ese instante de mundos pequeños, como una gota de agua, una flor diminuta, un insecto en sus labores cotidianas…. Es divertido, pero también nada difícil, hay que tener mucha paciencia y dominar técnicas refinadas de fotografía, pero todo es ponerse y practicar. Se perseverante y veras que bonito es, además de mantenerte en contacto con la naturaleza  o tu entorno.

Curso de Fotografía Digital – Planeta De Agostini – 5 – Macrofotografía

Las ciudades y metrópolis.

En el capitulo anterior vimos como hacer fotos nocturnas, en a menudo a ciudades o metrópolis. Aunque parezcan frías e impersonales, solo basta dar un pequeño paseo por ellas y no cansarte de hacer fotos, cuando llegues a casa te sorprenderás de lo vivas que estas. Aquí te demos unas pautas para que realices algunas fotos interesantes, pero, ponle imaginación y ya veras que divertido.

Curso de Fotografía Digital – Planeta De Agostini – 4 – La Ciudad

Seccion nueva

Hola amigos, he inaugurado una nueva sección para que todo el mundo participe. Dicha sección se llama Talleres y podéis acceder a ella en el menú superior.

Mi intención es poder practicar entre todos loas lecciones y consejos que expongo en este blog, así como compartir las experiencias de cada uno y poder ayudarnos entre todos a comprender mejor este mundillo fotográfico. He de recordaros que soy novato como vosotros y decidí crear esta pagina para compartir mis inquietudes fotográficas.

también he creado otra sección de Ejercicios para que podáis dejar vuestros ejercicios que os encargo en los talleres.

La Profundidad de Campo Explicada con Ejemplos

La profundidad de campo es un término utilizado en fotografía para expresar el rango de distancias reproducidas con una nitidez aceptable en una foto. Explicado en el lenguaje más llano posible, cuando miras una fotografía y en ella hay zonas nítidas y otras más borrosas, la profundidad de campo es la zona de tu fotografía que se aprecia nítida. ¿Sabes cuales son los elementos que determinan una mayor o menor profundidad de campo? Te lo contamos en el siguiente artículo.

Los elementos que afectan la profundidad de campo

La profundidad de campo es un recurso de composición fotográfica excelente, ya que influye de forma decisiva en la atención que mostramos a la hora de contemplar una fotografía.

Inconscientemente, dirigimos nuestros ojos a aquellas zonas de la imagen que se encuentran más enfocadas frente a aquellas otras que no lo están.

Esto convierte la profundidad de campo en un arma infalible que juega a nuestro favor a la hora de hacer fotos y dirigir la atención donde creemos que está en centro de atención de nuestra foto, reforzando el mensaje que queremos transmitir con nuestra fotografía.

1. La apertura del objetivo

 La profundidad de campo de nuestra foto será mayor cuanto más cerrado esté el objetivo, o lo que es lo mismo, tenga un número f mayor. Así, una fotografía tomada desde un punto con un mismo objetivo a f16 tendrá mayor profundidad de campo (más zona nítida) que otra tomada con el mismo objetivo y desde ese mismo punto con una apertura de f4.

El número f es el elemento utilizado en fotografía para identificar la apertura. Si no estás familiarizado con el concepto o simplemente te interesa conocer el motivo por el que se utilizan esos valores a la hora de identificar las aperturas en los objetivos, te recomiendo que no dejes de leer el artículo “El Misterioso Significado del Número F“.

Pero esa mayor o menor profundidad de campo que podamos conseguir en nuestras fotos va a depender de varios factores:

2. La distancia al elemento fotografiado

Existe un segundo parámetro que determina la mayor o menor profundidad de campo conseguida en nuestras fotos y es la distancia a la que estamos del elemento que estamos fotografiando y en el que fijamos el foco en nuestra foto.

Con un mismo objetivo y una misma apertura fijada de antemano, cuanto más cerca nos encontremos del elemento que estemos fotografiando, menor será la profundidad de campo.

Cuanto más lejos nos encontremos del objeto a fotografiar, la profundidad de campo será mayor. Esto significa que si, con una misma apertura del diafragma, hacemos una fotografía a un objeto que tengamos cerca nuestro, la profundidad de campo será menor que si hacemos una foto con esa misma apertura a algo que se encuentre más alejado.

3. La distancia focal

 El tercero de los elementos en discordia es la distancia focal que estemos aplicando en nuestro objetivo a la hora de hacer la foto.

Cuanto menor es la distancia focal de nuestro objetivo (o la que tengamos seleccionada en un momento dado, si es un objetivo zoom de focal variable), mayor será la profundidad de campo obtenida.

O dicho de otro modo, a menos milímetros de focal, más zona nítida conseguirás en tu fotografía.

¿Quieres saber cual es la profundidad de campo que conseguirás en unas determinadas circunstancias? Calcúlala.

 Como hemos explicado, la profundidad de campo depende pues, de esos tres factores: apertura del diafragma, distancia al objeto y focal del objetivo.

A partir de estos tres parámetros es posible calcular el valor de la profundidad de campo que vamos a obtener al hacer una foto.

Si quieres calcular la profundidad de campo para unas características determinadas, en DOFMaster dispones de un completa calculadora que te permitirá conocer el valor de la profundidad de campo para tu cámara digital a partir de las distintas variables que hemos comentado.

Simplemente tienes que introducir los parámetros de los que depende la profundidad de campo y la herramienta te dirá cual es la profundidad de campo que vas a conseguir.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores

Estadistica del Blog

  • 10.516 visitas

Entradas

diciembre 2018
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Categorias

Anuncios